News | RRA Contabilidade - Auditoria e Consultoria
Vea qué falta para la econimía global ir adelante en 2015
05/01/2015
Vea qué falta para la econimía global ir adelante en 2015

La economía global continua sin despegar. El Fondo Monetario Internacional (FMI), que en enero 2014 previó una fuerte recuperación global, fue moderando su optimismo a lo largo del año. 

Europa: Zona del euro no camina para recesión, dice presidente de la Comisión Europea 

En su último informe, el órgano redujo su previsión para el crecimiento global en 2014 para 3,3% (0,4% a menos que en abril) y 3,8% en 2015. El mercado, sin embargo, es más pesimista. 

El banco de inversiones americano Goldman Sachs prevé que la economía mundial ha crecido 3% en 2014 y va a crecer 3,4% en este año. La Economist Intelligence Unit (EIU), consultoría conectada a la revista británica The Economist, calcula la tasa de crecimiento de 2,2%, en 2014, y 2,9%, en 2015. 

"En la comparación con la crisis financiera de 2008, el escenario para 2015 no es animador", dice a BBC Mundo, el servicio en español de BBC, Mike Jakeman, analista EIU Global. 

"La realidad es que estamos empezando este año con la misma pregunta que hicimos en 2013 y 2014: ¿la economía global va a despegar este año, o no?", dice ele. 

Una diferencia con relación a años anteriores es que 2015 empieza con el precio del barril de petróleo valiendo casi la mitad del verificado en 2014. 

A mediados de diciembre el precio del barril cayó debajo de los US$ 65 (R$ 170) y, de acuerdo con muchos analistas, podría caer para US$ 50 (R$ 135) ya en el primer semestre de 2015. 

El escenario es desalentador para los exportadores da materia prima, como Rusia, Ecuador y Venezuela, para las acciones de las petroleras y para los balances de los bancos expuestos a esas empresas. Pero por todo el mundo el efecto suele ser positivo. 

En los años 70 y 80, el precio elevado del petróleo produjo crisis globales. En el final del siglo 20 y comienzo del 21, con el petróleo a niveles bajos, la economía mundial creció. Se desea, por tanto, el precio del commodity se mantenga próximo de los niveles actuales, dicen analistas. 

Pero el petróleo no es la solución de todos los problemas: el crecimiento de la economía global no depende sólo de su precio. 

"Calculamos que cada 10 centavos a menos en el precio del petróleo, la economía mundial crece 0,1%. Si el valor del barril se mantiene a ese nivel, el impacto en la economía será de 0,3%. Es un factor positivo, pero no resuelve todos los problemas económicos globales. Aunque en una zona de libre comercio como la Unión Europea, puede tener un efecto deflacionario contraproducente", dice Jakeman BBC Mundo. 


Europa 
Los países de la Unión Europea (UE) que usan el euro como moneda única forman parte de la solución para la economía retomar el crecimiento este año. El ideal para la recuperación económica global es que el bloque salga de una vez por todas de la crisis. 

En 2014, la zona del euro evitó la recesión, sin embargo, en noviembre, la propia Comisión Europea bajó las previsiones de crecimiento para 2015 de 1,7% para 1,1%. 

Uno de los mayores peligros que el bloque enfrenta es la deflación, cuando la población para de consumir a la espera de precios más bajos, llevando a la quiebra de empresas y al desempleo. 

La zona del euro está practicando la menor tasa de interés de su historia (0,2%) y empezó lentamente un proceso de flexibilización de la política monetaria, a través de la impresión de dinero diariamente para proveer liquidez al mercado y estimular el consumo. Sin embargo, nada parece funcionar. 

"En este sentido, el precio más bajo del petróleo tiene un efecto colateral, porque va a contribuir para la deflación de precios. Y nadie sabe el impacto que tendrá una emisión monetaria porque, al contrario de los EUA, la medida no fue llevada con la escala y la velocidad necesarias", evalúa Jakeman. 

Se suman a las incertidumbres económicas la imprevisibilidad política. 

Las elecciones anticipadas en Grecia, que serán realizadas al final de enero, pueden dar victoria a la coligación de izquierda Syriza, que es contra la austeridad fiscal. Analistas temen que si dicho escenario se confirmar, el país tiene grandes oportunidades de abandonar el euro. 

"Syriza puede incluso no querer abandonar la moneda común, pero su programa económico es incompatible con el orden dominante en la zona del euro. Además, 2015 es un año de elecciones en varios países de la Unión Europea, lo que puede dar origen a gobiernos inestables", señala Jakeman. 

Además de elecciones en dos países periféricos de la zona del euro, como Portugal y España, hay el temor de que otras naciones que usan la moneda común, pero más fuertes económicamente también puedan llegar a dejar el bloque. 


Estados Unidos 
Al contrario de la Unión Europea, los Estados Unidos están recuperándose a un ritmo más rápido. 

En el segundo y tercer trimestres de 2014, el país creció 4,6% y 3,5%, respectivamente. La economía mundial se beneficiaria de una repetición de este desempeño en 2015. 

La creación de decenas de millares de empleos ha sido crucial para la economía americana, cuyo desempeño tiene implicaciones globales. 

"Creemos que la economía americana va a seguir creciendo a este ritmo. Cada mes de los últimos diez meses, los Estados Unidos crearon más de 200 mil puestos de trabajo. Eso es muy importante para una economía en que el consumo interno responde por 70% del PIB", dice Jakeman. 

El mayor optimismo económico hizo con que el gobierno americano encerara en 2014 el programa de relajamiento monetario ("quantitative easing" o simplemente "QE", en inglés) iniciado luego después de la crisis financiera de 2008 con la quiebra del banco Lehman Brothers. 

Como de costumbre, la reanudación de la economía de los Estados Unidos suele producir fuerte impacto en los países en desarrollo. Al final, cuando "América estornuda, el mundo se resfría". 

Brasil fue, por ejemplo, uno de los primeros a sentir los efectos colaterales de la recuperación de la economía americana. La divisa brasileña, el real, cayó 40% con relación al dólar en los últimos seis meses. 

"La valorización del dólar continuará, porque la expectativa es de que el Banco Central americano aumente las tasas de interés en 2015. Con eso, los inversionistas suelen deshacer sus activos en los países emergentes y volver con fuerza a los Estados Unidos. Ese redireccionamiento de recursos deberá afectar el valor de la moneda de esos países como hemos visto hace dos años", explica Jakeman. 

"No creo que habrá un caos financiero porque ese proceso está ocurriendo de manera gradual", añade. 


China y América Latina 
Con Japón en recesión, China se estableció como la segunda mayor economía del mundo. Al mismo tiempo, el país asiático cambió su modelo de crecimiento, antes dirigido exclusivamente a las exportaciones. Hoy, la relación ya es más equilibrada y las ventas externas ya rivalizan con el consumo interno 

El precio de ese cambio es que en vez del crecimiento de dos dígitos, China va a crecer ?sólo" 7,3%. Y, aunque no caiga hacia abajo de 7 puntos porcentuales, el país seguirá a ser uno de los motores de la economía global. 

Sin embargo, algunos analistas temen una "aterrizaje de emergencia", con una eventual caída de más de tres puntos porcentuales en el PIB chino, lo que generaría fuertes tensiones políticas y económicas. 

De acuerdo con esa visión, excesivos estímulos gubernamentales aplicados tras la crisis de 2008 generaron deudas bancaria e inmobiliaria insostenibles, que deben, en ese contexto, desencadenar un ciclo de quiebras, equivalente a la crisis del "subprime" en los Estados Unidos en 2007-2008. 

De acuerdo con John Ross, economista sénior del Instituto Chongyang de la Universidad Renmin, en Pequín, esa hipótesis no tiene en cuenta el real funcionamiento del sistema financiero chino. 

"Se trata de un sistema financiero estatal. El sector estatal está prestando al sector estatal: él es tanto deudor cuanto acreedor. La realidad es que hace 20 años se anuncia un colapso de la economía china y eso no ocurre. La discusión hoy en China es si el país va a crecer 7,5% o 7%. Una crisis está descartada", dice Ross a BBC. 

Buena noticia para los países latinoamericanos que crecieron en la última década debido a la venta de materias primas a China y a la ola de inversión extranjera china. 

Aunque hayan caído en los últimos meses, los precios de los commodities aún se encuentran en un nivel elevado. 

Según CEPAL, la economía de América Latina va a crecer este año el doble de 2014, pasando de 1,1% para 2,2%. 

EIU, de la Economist, es ligeramente más optimista en su estimación (2,6%), indicando que la región tendrá de intensificar el uso de alternativas económicas para compensar las nuevas condiciones internacionales. 

"América Latina debe estimular más el consumo doméstico para hacer frente tanto a la caída del precio de las commodities como a la subida de los intereses en los Estados Unidos?, concluye Jakeman. 



Fuente: BBC Brasil
19. 3251-7994
Av. Almeida Garret, 484
Parque Taquaral • Campinas/SP
CEP 13087-291
SÍGANOS EN
2015 © RRA Contábil.
Desenvolvido por Impulsa